Queimada.

Posted: martes, 13 de agosto de 2013 by Vicente "BleyCi" in
0

- "Si me dejan vivo quiere decir que les conviene que yo viva y si a ellos les conviene que viva quiere decir que a mi me conviene morir"
- "¿Por qué?".
- "Porque cuando el cazador no mata al halcón es para utilizarlo como reclamo o hacerlo cazar en su lugar, entonces lo tiene vivo, pero enjaulado."
- "Cuando pase un poco de tiempo, quizá te dejen libre."
- "No es posible, muchacho. Mientras haya quien te de la libertad, éso no es dar libertad. La verdadera libertad nadie puede dártela, tienes que tomártela tú, tú sólo ¿comprendes?. Pronto comprenderás porque tu ya has empezado a pensar."


PASABA POR AQUÍ...

Posted: miércoles, 31 de julio de 2013 by Vicente "BleyCi" in
0

"Quienes quieren, por encima de todo y a cualquier precio, rayar la superficie de un diamante en bruto, -como es éste el símbolo que mejor representa nuestra enroscada unión-, están, desde el principio hasta el fin de su inútil intentona, perdiendo el tiempo, porque es difícil, por no decir imposible, sacar algo de provecho en la ignominiosa empresa de interrumpir el curso natural de las cosas, pequeñas y hermosas, y, aún más fuera del alcance del radio de acción humana, cuando éstas - las cosas - se encuentran en su particular y emergente apogeo al vislumbrar una luz radiante al final del cavernoso túnel en que, durante cuatro largos años, se han visto injustamente recluidas y encerradas.

Cualquier esfuerzo por taponar la salida que da al exterior del túnel, por apagar nuestra ardiente llamarada, por abrirle una grieta a nuestro diamante, será en vano; la naturaleza es sabio e indomable."



HASTA SIEMPRE, ISABEL.

Posted: viernes, 21 de junio de 2013 by Vicente "BleyCi" in
0

Isabel, te vas dejando al saber
huérfano, viudo, sin descendientes, oscuro,
sufriendo el duro varapalo
que supone no volver a arroparlo
con tu cálido y acogedor manto.

Las aulas lloran tu perdida,
mesas, asientos, percheros, reglas
conocidas, pizarras hermanas,
todas y cada una,
desde la primera hasta la última,
llenan un mar de lágrimas.


¿Quién de ahora en adelante
en clase representará a la ciencia del arte
que es parte tan importante del avance
como de la luna un cráter
como de un vestido un sastre?

¡Ay! Yo te ruego quedarte,
un rato más, no para siempre,
pues este viaje terrestre,
es interminable, inefable,
donde ni el cielo ni el infierno
son parte importante de este ejambre
son nadie para decirte que acabe.


Poema, o al menos lo aparenta, al que dí vida por motivo de la jubilación de una profesora que dejo una huella, que ni siquiera la marea alta puede hacer desvanecer, en todos los institutos por los que pasó en general y en el IES Clara Campoamor en particular. Va por ti, Isabel. 

EN HOMENAJE AL C.B. LA SOLANA.

Posted: jueves, 16 de mayo de 2013 by Vicente "BleyCi" in
0


28/04/2013




Miro el reloj para ver qué hora es y es entonces cuando las agujas señalan las doce de la noche cuando “ipso facto” se vuelven a cruzar en el sitio exacto donde volvieron a coincidir hará ahora doce horas justas y cabales. Ahí es cuando además decido escribir esto, que a algunos les parecerá una “sopla pollez cursilona” fruto del aburrimiento más mortal, pero que a otros les parecerá una expresión por escrito de todo un sinfín de emociones, sentimientos y pensamientos tan dispares que han hecho de mi su presa entre los días en los que se ha desarrollado la fase final de baloncesto de Castilla-La Mancha en La Roda.




En primer lugar, me centraré únicamente en lo estrictamente deportivo. ¿Qué puedo decir qué no sea ya conocido por todos los que me están leyendo? ¿Hablamos de números, cifras, estadísticas, victorias o derrotas? Pues, muy a mi pesar, eso sí, tendré que al menos dedicar parte de esta auto-confesión a hablaros de datos que, a fin de cuentas, no representan ni la milésima parte de allí convivido y vivido. Esperen… ¿y por qué no le echáis un ojo a los resultados por vosotros mismos aquí? Es que resulta que me aburro mucho-bastante cuando oigo hablar de números inertes y desafectivos y, además, visitando la página de la Federación ayudáis a quitarle las telarañas.
Por otra parte, después de hablaros por encima de los números-resultados, ahora sí que sí, hablemos de las personas las cuales conforman un colectivo baloncestístico que por motivos geopolíticos suyo es el nombre de CB La Solana. Éste sin duda alguna es más querible que los números.
Os hablo a modo de introducción de Fernando (míster), de Pablo, “Melendi”, “Marmeto”, Ángel, Santiago, Micael, Cayetano, “Trape” (el señor de la mopa), “Cristina”… y tantos otros y otras que, aunque no ofrezcan asistencias, no anoten puntos, no atrapen rebotes “sacando los codos” o “hagan MURALLA” (por lo menos a lo respecta en el equipo junior), sí son el carburante necesario de nuestro motor. De veras, lo más seguro es que me ocuparía mucho tiempo deshacerme en palabras de agradecimiento dedicadas a ellos y por esta razón y no por otra, evidentemente, resumiré toda mi estima en un siempre y siempre sincero; “no os olvidaré nunca”, es más, estaremos en contacto, vaya donde me vaya a estudiar.




Ahora es el momento en el que me apetece hablaros de los verdaderos protagonistas de este, llamémosle, escrito. ¿Qué quiénes son? Nada más y nada menos que los guerreros valerosos, los magos habilidosos del balón, los jugadores del equipo de baloncesto  -donde se da la casualidad que yo también estoy incorporado- del vestuario, y sobre todo lo demás, son las únicas, irrepetibles e inigualables amistades que un día tejí allá por cuando cursaba sexto de primaria. La memorable medalla de oro en el Mundial de Japón 2006 ganada meritoriamente a manos de la selección española fue la chispa que prendió la mecha de nuestra unión forjada con hierro “al rojo vivo”. Sí, lo recuerdo si fuera ayer; las canastas de mini-basket, jugando a lo ancho de la pista, vistiendo de indumentaria un chanda en los entrenamientos, el griterío que se traía Abadillo que a más de uno dejó medio sordo… Éstos y tantos otros puñados de recuerdos son y serán huellas dactilares imborrables  en mi memoria que a todas horas me hacen recordar quién soy. Sí, es cierto que antes de que se constituyera el primer equipo alevín de La Solana, unos cuantos de nosotros ya habíamos tenido el placer de ser parte de un equpo integrado por chicos algo más mayores y fuertes que nosotros. No es difícil de imaginar que yo pasaba más tiempo -con un diferencia digna de consideración- con el culo postrado en el asiento del banquillo que jugando en minutos en pista. He de confesar que hubo ratos en los que ardía del deseo de que llegara el descanso y así poder “soltar las piernas”. ¿La lección positiva que aprendí ese año? A no decirle a mi entrenador “ni mu” sobre la tremenda desproporción que sufría en relación a minutos banquillo-juego. Tuve que volver a echar mano de dicha lección cuando entré en la que ha sido mi última categoría en el baloncesto de competición; juvenil. No obstante, no lo tomen como un “casus belli”, no era mi intención… Mejor véanlo como si estuviese ordenando mi habitación porque está hecha un estropicio y, de pronto, me reencontrase con unos juguetes que de pequeño me fueron regalados por personas a las que le guardo un cariño especial. ¿Cuál sería mi reacción instintiva? Salir corriendo todo lo que pueda a buscar a aquellos que tuvieron el detalle de regalármelos, y darles las GRACIAS POR LA FELICIDAD que imprimieron en mi corazón tan sensible, por suerte o por desgracia.



El deporte en grupo en general y el CB La Solana en particular, han representado para mi tantas cosas que para expresarlas todas sin excepción tendría vaciar el suministro entero de bolígrafos de cualquier papelería, y no es poca cosa lo que estoy diciendo… Eso sí, diré solo que el baloncesto ha hecho en mi la misma función que se le puede poner a esas manos de alfarero que tantean, palpan y moldean un “pegote” de arcilla para hacer de él una figura artesanal semi-perfecta dotada de una personalidad singular que dará buena fama y reconocimiento al artista, porque allá donde vaya nunca jamás diré algo malo, nunca jamás tendré una palabra malsonante cuando toque hablar de el club de mi vida: el CB LA SOLANA, mi “alma mater”.











 Pido disculpas por el retraso en subir la entrada.









En busca del cofre del tesoro exento de oro y plata.

Posted: domingo, 21 de abril de 2013 by Vicente "BleyCi" in
0





El jefe del puesto de mando lanzó la orden de despegue… La nave especial pilotada por el que escribe estas líneas se levanto al principio solo unos palmos del suelo, aún así subía cada vez más y más… El propulsor soltaba una incesante ráfaga resplandeciente de un fuego abrasador que daba una sensación de chamuscar todo el oxigeno que se cruzaba en su camino "hacia el infinito y más allá" . Atravesó los prados de nubes donde, según contaba las viejas del pueblo en la plaza, iríamos a parar si en la tierra nos portásemos como buenos cristianos, yendo a misa todos los domingos y depositando alguna que otra moneda en el cesto… No obstante, al contrario de las promesas fundadas en la verdad de la fe que ellas nos hacían a los más pequeños y crédulos del vecindario, allí, sobre aquellos interminables algodones flotantes, no vi más que cielo y más cielo a través… De dicha experiencia extraje una valiosa enseñanza vital: Los hombres y mujeres que toquen el cielo en vida, hasta el Reino de los Cielos se les quedará corto y no podrán dominar a su inconformismo que les pagará el viaje al Infierno.

La nave ganaba altura a una velocidad estratosférica, cuando quise darme cuenta hasta el más alto de los rascacielos desde mi privilegiado balcón se mostraba algo distante con el más fiel reflejo del inmenso mar, osease el cielo. En lo que se tarda en pestañear, ya había dejado atrás los peajes de la autopista al universo bautizados, dichos peajes, con los nombres de troposfera, estratosfera, mesosfera, termosfera y exosfera, nombrados en el mismo orden en el que los iba superando.


Cuando mi nave abonó el ultimo peaje y se alzó la valla, accedí a un mundo misterioso, el cual es conocido de primera mano por un número muy reducido de gentes, pero que ha sido/es objeto de comidillas en un sinfín de escenas de barra de bar donde los tertulianos fanfarroneaban/fanfarronean de que al regresar a casa luego de un largo día de trabajo tal mundo misterioso les abría las puertas de par en par.
En un primer momento me sentía solo entre tinieblas de un frío que te hace tiritar hasta al más ancestro de los esquimales, pero, si bien, tú, que lo ves todo, no demorastes más nuestra velada y, metamorfoseados tus ojos en dos grandes soles, me percaté de tu acercamiento al pico de mi nave… Tus rayos de luz espantaron a los espectros fantasmales que por un segundo se adueñaron de mí. Trajistes la luz a mi vida. A partir de ahí, apagué los propulsores y dejé mecerme entre los brazos de tu constelación, nunca antes vista ni por el mejor de los telescopios jamás inventados. Tus dos respingones sesos hicieron las veces de estación espacial donde paré durante un corto intervalo de tiempo para reposar y repostar carburante. El viaje se antojaba largo, pero placentero. Salí “a todo gas” de la estación. Ahora, ya con el deposito lleno, quería yo llevar la voz cantante, tomar parte importante de este dueto artístico, ser el eje central que nos moviese a los dos al mismo compas… Hice un vuelo rapaz por tu espalda, salté de lunar en lunar, metí el freno de mano en cada curva sinuosa del anillo que se presentaba delante mía. Fui abducido por un extraterrestre, pero que no tardé en hacerlo desparecer de la faz de tu ombligo ondulado, como yo los quiero.


Empezó a arrear con virulencia un aguacero de meteoritos que caían en picado contra la nave, fue en ese preciso instante cuando abrí mi paraguas y corrí a cobijarme de las inclemencias del tiempo entre las sabanas de tu lacio cabello, suave como la seda. Tan pronto como amainó, tu lengua y la cabina de mi nave coquetearon durante el tiempo que ellas libremente creyeron conveniente. Este jugueteo me empapó todo el armazón de una saliva viscosa. Fue ahí cuando llegue a la conclusión de que era el momento idóneo de ser absorbido por ese agujero negro que veía allá en la lejanía. Los propulsores soltaban chorros potentes de  un fuego color azul intenso y en un santiamén ya me hallaba en mi propio cielo, en el principio de toda vida terrenal; tu coño sabroso.  


MIRADA DISTINTA DESDE OTRO ENFOQUE AL PAPA

Posted: sábado, 16 de marzo de 2013 by Vicente "BleyCi" in
1


¿Quién de nosotros, consumidores irracionales, bien por voluntad propia, o bien a la fuerza bruta, de noticias, que caen desde arriba, que no son hechas con otra intención que la de tener a nuestra conciencia crítica anestesiada y apretada contra una camiseta de fuerza, no se ha enterado de que desde el pasado miércoles la Iglesia Católica abre las puertas de la Basílica de San Pedro y concede el trono de Pedro a un nuevo papa? O dicho con otras formas, menos enrevesadas; ¿Quién no sabe a estas alturas de la vida que un nuevo papa se ha hecho con el más alto cargo en la estructura jerárquica de la institución vigente más arcaica y desajustada a los tiempos que discurren a fecha de hoy? Pocos son, por no decir cero almas, los que viven sus vidas con total normalidad sin saber que “habemus papam”. Es “vox pópuli” indudablemente constatada durante día y noche por los medios de comunicación de masas que a mí, personalmente, me ayudan a reforzar mi tesis de que están muy escasas, a la par que aburridos, de noticias de cierta relevancia. Como ejemplo citar al diario El País el cual ha rellenado en su número del día posterior al anuncio de la elección del nuevo Jefe de la Iglesia, nada más y nada menos, que la insultante y ridícula cifra de 15 páginas de un total de 59 páginas –sin incluir en el conteo la sección de deportes, ya que me parece nuevamente insultante y ridículo el hecho de que se invierta más del triple de tinta en hablar de futbol que de otros deportes igual o incluso más bonitos y elegantes que el balompié–.



Como iba diciendo, El País como cualquier otro periódico, subyugado al capital que todo lo puede, de tira nacional no ha escatimado en esfuerzo y espacio a la hora de hacernos una carta de presentación del Sumo Pontífice. Llegados a este tramo de la entrada que me ocupa, transcribiré datos biográficos extraídos de primera mano de la edición correspondiente al número 13.043 (14/03/2013).
Con el periódico delante de mis narices, la vista se me dirige desde un principio a la foto que da un poco de color a la portada –además de ésta, también un espacio publicitario colorido que ofrece promoción de un banco, lo que me lleva a pensar que intereses económicos hay detrás de todos los acontecimientos que se cuentan en el interior de sus páginas- en donde aparece una fotografía de “el nuevo papa, el argentino Jorge Mario Bergloglio, presentándose ante los fieles tras su elección en el cónclave”. Francisco, por como se le conoce desde el día de su nombramiento, tiene a su favor su condición de “primer pontífice latinoamericano y también el primero de la Compañía de Jesús”, lo cual le confiere un tono aparentemente atractivo, algo nunca visto antes.


Ya adentrándonos en el cuerpo largo de la noticia, el periodista Pablo Ordaz, probablemente dando continuidad a la línea editorial que sigue el periódico en cuestión, pone especial hincapié en resaltar la labor opositora que ejerció “criticando al gobierno de los Kirchner por no impedir el aumento de la pobreza. Una pobreza que definió como injusta e ilegítima”. Lo que sí parece ser es que se dejaría Paco –en confianza-, en algún rincón perdido el dato estadístico el cual demuestra que bajo este gobierno de postulados de izquierdas –aún así se me queda muy “light”- la pobreza bajaría inusitadamente, y esto no solo lo digo yo.
Justo después, se plasman unas declaraciones de Paco que dicen algo así como: “Los derechos humanos se violan no solo por el terrorismo, la represión y los asesinatos, sino también por estructuras económicas injustas que originan grandes desigualdades”. Esto pronunciado por un obrero en huelga que ha sido el blanco perfecto de la diana de las pelotas de goma disparadas por un antidisturbios durante una manifestación puede parecer coherente y lógico e, incluso, digno, pero, sin embargo, esas declaraciones fueron proferidas por un señor que trabajo como cómplice durante los años de la dictadura militar de Videla, delatando a dos sacerdotes por tener ideas progresistas y que, por si no fuera poco, suelta perlas como que los homosexuales son movidos por el diablo y la mujer es sierva del hombre, y todo esto por no hablar de la opinión que tiene formada acerca del aborto, pese a que sea la respuesta escogida libremente por una mujer a causa de una violación padecida.



En otro orden de cosas, pero sin distanciarnos mucho del tema que hace unos días era “tema del momento” en la red social Twitter, a Francisco le describe “El País” como “un jesuita ortodoxo en cuestiones dogmáticas pero flexible en materia de ética sexual”. Dicho lo dicho, esta descripción me plantea serias dudas porque, como hemos podido leer más arriba, Francisco no se lleva especialmente bien con los personas homosexuales. Cabe la opción de que el vocablo “flexibilidad” se refiera a la forma que adopta su miembro viril cuando ve a niños jugar en los columpios y toboganes de un parque. ¿Quién sabe?
Por una parte, uno de los aspectos más cacareados sobre Francisco para vendérnoslo una imagen de él bastante errónea es el de que “se le podía ver andando o en metro para llegar a la catedral de Buenos Aires”. Quieren que nos traguemos el mito de papa campechano, como lo consiguieron en gran medido con el sucesor del otro Francisco (Franco). Entre los dos, el nuevo papa y el monarca en funciones español, hay un punto en el que se entrecruzan y comparten; a los dos no los ha elegido el pueblo y sus gentes. Ahí lo dejo, vedlo como mejor os parezca. Como iba diciendo, pretenden colarnos su cara buena, limpia de manchas, la de humilde defensor de los pobres, la de nuevo mesías…, pero este papa guarda cierta semejanza con la luna, en el sentido de que tiene una cara oculta para la inmensa mayoría aborregada y, que tal cara, solo puede ser contemplada si tus ganas por investigar y saber no tiene límites, -nótese y entiéndase la metáfora-.


Por otra parte, se dice de él que “ha protagonizado un largo enfrentamiento con los Kirchner”, haciendo oídos sordos a lo que en su día Jesucristo expresó, estableciendo una radical separación entre el campo de gobernación de un Estado y el Vaticano (“dadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”). En serio, todavía sigo sin comprender el porqué de ese afán tan lamentable de los curos por inmiscuirse en la vida pública. Cuando el difunto Néstor Kirchner emprendió los juicios contra los crímenes cometidos durante la dictadura, al nuevo papa no le sentó muy bien y llegó a cortar lazos con el gobierno. Este es un hecho objetivo, os guste o no os guste devotos, y pone de relieve que el papa Francisco una persona de confianza de la dictadura.


Y, para rematar y con esto sí que doy por acabada la entrada, dejar constancia de que del papa Francisco se habla como “un hálito de aire fresco” que sopla en la Iglesia en tiempos y circunstancias adversas y difíciles para el negocio que más dinero maneja y mueve en el mundo, como un hombre austero… para, para, para… ¿austero? Me frotaré los ojos que tal vez haya leído mal… ¡Por el amor de Dios! Austeras son las medidas del ejecutivo de Rajoy, que nos van conduciendo sin posibilidad de retorno al “suicidio colectivo”, pero por favor… Solo pido una piza de sentido común, leche… Que este señor vive entre lujos y confort, que aquel Jesucristo del pesebre ya queda muy lejos…  Los tiempos han cambiado, y para los parásitos que ha habido y que quedan por haber a mejor. 

BILLETE DE IDA, NUNCA DE VUELTA.

Posted: sábado, 2 de febrero de 2013 by Vicente "BleyCi" in Etiquetas: , , , , , ,
0



Inmigración. ¿Quién de vosotros al oír o leer este vocablo no ha trazado las líneas de un perfil de inmigrante determinado en su imaginación? ¿ Cómo? ¿Qué no saben de que hablo? Vale, de acuerdo, formulare una vez más la pregunta: ¿Quien no ha metido en el mismo saco a la inmigración y a África, pateras, negritud, países en “subdesarrollo” de la mitad sur del planeta? Por lo que alcanzo a ver en mi día a día, la inmigración, según el imaginario colectivo y la opinión publica, está estrechamente relacionada con las cuestiones ya citadas anteriormente, y, en cierta medida, no vamos muy mal encaminados al unir, en un todo, partes como inmigración y regiones al sur del ecuador, puesto que las mayores soplos de migración despegan de estas regiones terrestres, pero en los últimos tiempos de nuestra era, la emigración ha aterrizado (para quedarse, por lo menos, hasta que todo esto de la crisis acabe) en España.


Un sujeto inmigrante o un grupo de ellos cuando pisan tierra del país receptor tienen que hacer frente, no sólo a los problemas a los que cualquier ser humano se enfrenta en la monotonía de un día tras otro (encontrar trabajo, hacerse con una casa, proveer de educación de calidad para los más pequeños, etc.) sino que, además, un inmigrante, quiera o no quiera, tiene un obstáculo más adicional que se trata, ni más ni menos, que de la hostilidad palpitante y reinante hacia el que viene de fuera (y mucha más si es pobre) que tienen los de muy dentro, tan dentro que habitan en la garganta más profunda de la caverna. Los susodichos refunfuñan tales injurias como: “España no es el coño de la Bernarda”, “los inmigrantes ilegales sólo vienen a nuestros país a robarnos”, “en qué se ha convertido esto en una ONG”… Y podía seguir así, escribiendo burradas que se suelen rebuznar, durante todo el largo día y larga noche. Aprovechando la tesitura económica y social actual, partidos políticos de dudosa condición democrática y de ideología neo-fascista achacan sin fundamento ninguno la culpa de la falta de trabajo a los inmigrantes que llegan a nuestras costas, o bien, que provienen del este de Europa, sin otro objetivo que orientar hacia sus oscuros y diabólicos  intereses la indignación ciudadana (retirada de la tarjeta sanitaria a inmigrantes “en situación irregular” y todo lo que ello implica; muertes por enfermedades curables, rápida transmisión de enfermedades contagiosas).


Retomando lo dejado pendiente por finalizar en el primer párrafo, decía qué la emigración ha regresado después de unos cuantos años a nuestra península. Fenómeno éste que parece ser obviado por nuestros más ilustres mandatarios (el llamado “espíritu aventurero de los jóvenes”) y por su séquito de cachorros adiestrados y atados a unas cadenas, hambrientos, para salir a cazar inmigrantes “ilegales” cuando se les ordene. Lo dicho, señores, España es un país de emigrantes, aunque le cueste creérselo a más de uno. ¿Dónde quedó ese Imperio español, ya derruido, que llegó a extenderse a través de 20 millones de kilómetros cuadrados? De la potencia mundial entre las potencias de más bajo rango ¿qué ha sido de ella? De aquel pasado glorioso sólo quedan cenizas polvorientas que gravitan sobre nuestro suelo y el de América. El cielo de la España de este siglo se torna lleno vientos huracánales de naturaleza económica con desconocido punto de partido para la mayoría de la población que los sufre, que soplan con furia y tesón, arrastrando a los jóvenes científicos a otros aeropuertos o estaciones fuera de nuestras fronteras.


Para poner el broche final a este artículo, me gustaría mandar un mensaje de apoyo a todas las personas; mujeres, hombres, jóvenes, ancianos, blancos, negros, amarillos, rosas… que, por circunstancias premeditadas de la vida, se ven en la difícil situación de verse obligados a preparar la maleta, despedirse entre lágrimas de los seres queridos, comprar un billete de ida indefinida con destino Alemania y abandonar su tierra, la misma tierra que lo vio nacer y crecer, con el fin de toparse en su camino de piedras con un puesto de trabajo (a veces, en régimen de semi-explotación). A todos ellos, va dedicado este artículo.

Vicente Rodríguez Montalvo.

Twitter: @VicenteKingX