CRÍTICA A LA RELIGIÓN - KARL MARX

Posted: domingo, 10 de junio de 2012 by Vicente "BleyCi" in
0


INTRODUCCIÓN.
La profesora de Filosofía nos exigió que elaborásemos un trabajo en el cual nos informásemos de “x” teoría ideada por “x” filósofo, y que después de leerla, releerla, subrayar y por último, comprenderla, redactásemos un texto en donde se vea inscrita nuestra interpretación sobre dicha teoría de dicho filósofo super-intelecutal. Por lo tanto, yo, desde la neurona más profunda de mi cerebro -partidario del librepensamiento-  he escogido hablar sobre la religión vista desde la pupila de Karl Marx.
Pero hablar de religion, no es tan solo hablar de las religiones que, supongo, todo el mundo conoce, como puede ser el caso del cristianismo, del islam, el protestantismo…
Primero, ¿qué entiendes por religión? Yo no voy a entretenerme mucho en esta cuestión, por tanto, transcribiré tal y como viene en el diccionario:
Religión; Conjunto de dogmas, normas y prácticas relativas a una divinidad.
Es una explicación breve y concisa. Suficiente. Tomando esta definición como premisa, como punto de partida y quizá exagerando un poco; bajo mi punto de vista pienso que podemos clasificar a las religiones en dos clases: las religiones puras y las religiones encubiertas. Las religiones puras vendrían a ser las ya citadas con anterioridad y las encubiertas o camufladas podría ser, por citar un ejemplo, el capitalismo. Y digo que” podría ser”, porque a mi desde nunca me ha gustado afirmar, sino más bien suponer, sugerir, proponer diferentes ideas. “Yo me muevo en el tal vez, en el depende y en el que sé yo… no pretendo tener razón” –como diría un artista musical que me ha enseñado mucho–. Pensándolo bien, el capitalismo como cualquier religión, tiene su propia figura divinizada e inalcanzable para la mayoría (el dinero o el “sueño americano”) y sus propios rituales y ceremonias (ir de compras, ir al ver el partido Barça-Madrid etcétera).
Ni profundizaré ni analizaré más sobre esto, y daré paso a la explicación de la religión desde los ojos y la mente de Marx. Y a medida que el trabajo se vaya extendiendo procuraré hacer las requeridas comparaciones con las religiones (cristianismo, islam, protestantismo…).





BREVE RESUMEN DE LA VIDA DE KARL MARX.
Karl Heinrich Marx, descendiente de una familia convertida al protestantismo, nació el 5 de Mayo de 1818, murió el 14 de Marzo de 1883, era un economista Alemán, filósofo, y revolucionario cuyas escrituras forman la base del cuerpo de ideas conocido como MARXISMO. Empezó a estudiar derecho, filosofía e historia en la universidad de Berlín en 1836. En 1843 se caso con Jenny Von Westphalen hija de un aristócrata liberal, consejero real de Prusia. En Berlín, Marx se unió a los filósofos de la izquierda hegeliana: Bruno Bauer, Ludwig Feuerbach, Arnold Ruge y Moses Hess. Su tesis doctoral sobre Demócrito y Epicuro presentada en la universidad Jena en 1841 sentaba las bases del materialismo histórico al retornar de Ludwig Feuerbach los fundamentos de una crítica religiosa. Karl Marx, conjuntamente con Federico Engels, definió comunismo. En el Manifiesto Comunista, que ellos escribieron y publicaron por sí mismos en Londres en 1848, Marx y Engels retrataron la evolución natural de una utopía comunista desde el capitalismo. Esta teoría revolucionaria agregó combustible a las pugnas sociales que caracterizaron a Europa durante la mitad posterior del siglo XIX. La clase obrera, o el proletariado, así definida por Marx, surgió de la industrialización creciente de Europa y los Estados Unidos durante ese tiempo. En “El Capital”, Marx explicó que los objetos tienen un valor único que depende de la mano de obra humana que se usa para hacer la mercancía. El creyó que esta " teoría del valor del trabajo" inherentemente hizo al trabajador más importante que el capitalista quien explota la labor del trabajador. En concepción utopía de Marx, comunismo, no hay capitalismo y ningún estado, simplemente una sociedad de trabajo en que todos dan de acuerdo a su capacidad y participación de acuerdo a sus necesidades.
http://4.bp.blogspot.com/-LJaxi0LvoEk/T6WtvsUP1GI/AAAAAAAAAQk/0v8idB0QVF8/s1600/Karl-Marx.jpg

CRÍTICA A LA RELIGIÓN – KARL MARX
http://www.justseeds.org/Alienacion.jpg
Empezaré desde el final y terminaré en el principio, es decir,  partiré desde la idea a la que Marx llega tras poner su capacidad de raciocinio en debido funcionamiento (“La religión es el opio del pueblo”) y concluiré describiendo los tres caminos por los que él se guió hasta afirmar dicha idea.
La religión es el opio del pueblo. Quitando la metáfora; la religión adormece las mentes de quienes conforman esta clase social, la religión crea inmovilismo social, alienación. Marx para acabar afirmando rotundamente esta tesis, tuvo que “dar vueltas” alrededor de tres sentidos que se desprenden de esta idea.  La religión es una forma de alienación en tres sentidos:
1)     La religión es una experiencia de algo ficticio, irreal. Tomando a Feurbach como ejemplo, Marx, considera que Dios no crea al hombre sino que el hombre crea a Dios.
Entonces la persona al ejecutar los rituales sagrados a la figura de un Dios, pasa de ser persona, a ser un individuo. La persona realiza una actividad que no deja de ser superflua y que le hace perder su propia identidad, su propio ser, le trastorna la razón o los sentidos. Además, cabe señalar, que la religión da por hecho la existencia de Dios como algo infinito, encarándola al mundo finito, incluido el hombre mismo, desvalorizando su propio ser y su propio destino, desconsiderando el mundo humano (lleno de defectos y vicios) frente a la calidad absoluta de la divinidad (sin imperfecciones). Con otras palabras, la religión se mofa de nosotros, los humanos.

2)     La religión también es alienación porque desvía la mirada del hombre del único lugar en donde le es realmente posible la salvación y donde, además, alcanzará la plenitud vital y, con ende, la felicidad. Ese lugar se llama mundo humano. La religión desempeña la función de consoladora y esperanzadora del ser humano. Le consuela del sufrimiento que en este mundo le toca vivir por obligación, haciendo responsables de ese sufrimiento a los personajes bíblicos Adán y Eva, en vez de señalar a los auténticos culpables de esa amargura. La religión promete al hombre otro mundo en el cual le corresponderá la justica y la felicidad. Su dolor le será recompensado en el denominado “Cielo”. Estas falsas promesas estrechan o anula toda capacidad revolucionaria del hombre. La religión consigue por parte del hombre, lo que esperaba, el conformismo y la resignación. Me gustaría apuntar un claro ejemplo que se puede observar en nuestros días y que me servirá para dar más solidez a este trabajo. Explico:

Este es el caso de cualquier niño. A mí, personalmente, me alegra mucho ver a                                       los niños porque son bastante observadores y exploradores. Además siempre se están cuestionando cosas en forma de preguntas que a los mayores les resultan a veces incomodas. Preguntas del tipo; ¿Por qué? ¿Por qué esto es así y no de otra manera?...
Son auténticos revolucionarios, se renuevan muy a menudo, siempre en busca de experiencias nuevas… Pero en el paso de niño a adulto, ocupa un papel muy influyente la religión. La religión da a ese niño una sola posible respuesta a las preguntas que él se plantea. La religión, cómo dogma que es, coacciona a ese niño para que acepte esas respuestas como únicas e irrevocables. Todo esto desemboca en la desaparición del espíritu revolucionario y transformador del sujeto.

3)     Por último, su análisis y crítica a la religión se expande también al hecho de que la religión suele beneficiar a la clase dominante, y por el contrario, perjudica a las clases populares dado qué la religión perpetua a la clase dominante en el poder, legitimando el estado de cosas establecido, dando incluso, en casos extremos, pretextos teológicos al dominio de una clase social sobre otra. Lo que Marx quiere decir es que la religión es una invención del hombre, pero más concretamente, es una invención de las clases altas para hacer más duradero su poder. Cuando inventas un Dios supremo y le dotas de poderes infinitos y sobrenaturales, ¿quién va a osar a enfrentársele? .Esto explica que en la época de las monarquías absolutas, los monarcas poseyeran ese cargo “por la gracia de Dios”, porque si no, ¿de dónde procede el poder el poder del Papa o de los reyes si no es de ahí?


Tomando estos razonamientos, Marx daba como solución al problema de alineamiento religioso, la superación del sistema de clases sociales. Según Marx era necesaria la superación intelectual y, además y fundamentalmente, la modificación de las condiciones económicas, sociales y políticas que habían hecho posible el surgimiento de la religión, es decir, la desaparición del orden social creado a partir de la existencia de la propiedad privada. Para él en la sociedad comunista se daría solución al problema de la religión.