¡¡ADOREMOS A LOS EUROS!!

Posted: lunes, 17 de octubre de 2011 by Vicente "BleyCi" in
0

Transcribo lo escrito anteriormente en dos páginas arrancadas a "Demian".
Seguramente no digas más que gilipolleces, pero son casi las 4 de la madrugada y no tengo sueño. Y estoy con los inmortales; ahora mismo suena el Virus, orgasmo musical desmesurado donde los haya.
Allá voy:
El proceso de secularización es una trola, así de claro. Así que desconfía de esa gente que te dice: "la religión ya no se sostiene; cualquier día desaparece. Amigo, pero ¿qué entiendes por "religión"? (me viene a la mente una famosa frase de Miguel de Unamuno: un periodista le estaba haciendo una entrevista y le cuestionó acerca de si creía o no en Dios. A lo que el filósofo español le contestó: "dígame que entiende usted por creer, y que entiende por Dios". (En fin, que me pierdo). Según mi punto de vista se podrían distinguir varios tipos de religiones: religiones puras y religiones camufladas. Las puras pueden ser las grandes religiones mundiales como el cristianismo, el islam o el protestantismo mientras que las "camufladas" sería el capitalismo. En primer lugar analizaremos el capitalismo desde la perspectiva de los tres pilares básicos en la sociología:
-Marx (en realidad en la obra de Karl Marx no se habla específicamente de la religión, sino que en realidad tomó las ideas de Feuerbach): Las religiones anestesian al pueblo, crean inmovilismo social. El dinero, la base del sistema capitalista (dinero imaginario, se entiende) crea falsas expectativas de futuro. Trabajamos para ganar dinero y poder vivir( o supervivir). Tener nuestro adosado y un BMW serie 31391393939 SSX en 5 cilindros en T son nuestras metas, porque Manolo tiene un pisito de 80 m y un Seat Córdoba, y eso es de fracasados. Así nos endeudamos con los bancos (grandes maquinarias de cloroformo social junto con los Estados) y aparece la profecía que se auto cumple. ¿El resultado? Los pobres más pobres, y los ricos más ricos. "El opio del pueblo".
-Durkheim: el sociólogo (entre otras muchas cosas) francés vio las religiones como rituales colectivos destinados a la cohesión y la solidaridad social. Las ceremonias apartan a los individuos de su miserable vida (o más bien de su "miserable" vida), hacen que por un puñado de horas cada persona olvide sus preocupaciones, sus miedos, su hipoteca y su mierda en general. Lo que se quiere conseguir es una mente colectiva moldeable y maleable al antojo de empresas que viven del consumo. Así, las campañas de marketing, publicidad, y demás patrañas que inevitablemente nos tenemos que tragar intentan que consumamos, consumamos, y sigamos consumiendo. ¿Un ejemplo de ritual capitalista? Ir de compras.
-Weber: según Maxie (en confianza, eh?) históricamente las religiones han producido cambio social. El ejemplo que expone es el del protestantismo (concretamente el puritanismo) que fue la fuente del enfoque capitalista encontrado en el occidente moderno. Los primeros empresarios eran calvinistas y para ellos el éxito material era un signo del favor divino. Y tras varias tergiversaciones, aquí estamos. Y seguimos en continuo cambio gracias a nuestro amigo capitalismo financiero (degradación del medio ambiente, guerras a causa de petróleo que en definitiva es dinero, etc.).
Para concluir el apartado del capitalismo, decir que como toda religión también tiene una figura alabada, inalcanzable y divinizada. El dinero, por supuesto.



Artículo escrito por Adrián Gil, estudiante de 2º año de carrera de Sociología. Complutense de Madrid.





0 comentarios: