YO ADENTRO, YO AFUERA.

Posted: jueves, 4 de agosto de 2011 by Vicente "BleyCi" in
0



Yo soy Belén, y al igual que Descartes, pienso, luego existo, soy un algo que piensa, una cosa pensante, un asunto moral. Yo creo entre la distinción de alma (conciencia) y cuerpo, el alma como cerebro de una máquina que es el cuerpo. Yo soy yo, y tú eres tú, pero también eres tu “yo”. No creo que todo sea un sueño, ya que si es todo una mentira, esa mentira seria la realidad, pero no podemos estar seguros de todo lo que decimos, ni de lo que hacemos, ni de lo que pensamos, porque la verdad no pertenece a nadie.
Yo soy la misma que se encontraba en el útero de mi madre, la misma que iba a ese colegio, la misma a la que yo señalo con el dedo, porque soy yo.
Incluso cuando muera una parte de ese yo seguirá vivo, porque como he dicho antes, creo en la separación de alma y cuerpo, y cuando la muerte me llegue seguiré siendo yo, aunque mi cuerpo no exista, mi alma seguirá siendo mía, seguiré siendo yo. Los que me recuerden seguirán sabiendo que soy yo, cuando mis nietos, bisnietos o demás pregunten por mí, se les dirá que yo era yo, no otra persona, hasta que nadie recuerde que has existido, pero lo has hecho, has sido un yo.
Sé que existo porque siento y percibo, además puedo preguntarme que siento o percibo y saber lo que significa para mí cuanto siento y percibo.
Y si mi alma, mi conciencia, sufre transformaciones da igual, sigo siendo yo. Por ejemplo si cuando sea anciana sufro una demencia y olvido completamente quien soy yo, ¿seguiré siendo yo? Si, porque aunque yo no lo recuerde, he sido y sigo siendo, y tengo a varias personas alrededor que lo saben, y además mi yo esta formado por dos partes, mi conciencia llena de claridades que va olvidando todo, y mi cuerpo que sigue estando ahí, representando mi yo.
Pasemos a la otra parte, el cuerpo, al igual que la conciencia, ya puedes, teñirte el pelo, quedarte calvo/a, adelgazar o engordar ochenta kilos seguirá siendo tu cuerpo. Entonces, ¿qué es mi cuerpo? Digamos que es el reproductor de casi todo lo que mis pensamientos, mi conciencia quiere cambiar, y digo casi todo, porque si mis pensamientos quieren que yo escriba esto sentada, puedo hacerlo, y si ahora quieren que me levante a hacer un descanso también, pero si mi pensamiento quiere que me vuelva a crecer mi pelo, porque la peluquera me ha hecho un corte horrible, es imposible.
Me es dificilísimo hablar de este tema, porque me parece un tanto complicado, pero he aclarado cosas con respecto a mi visión sobre mi yo.
Yo soy hasta el último átomo de mi cuerpo, pero también soy mis sentimientos, mis percepciones, mis interacciones con otros yo, mis experiencias con el mundo exterior, Belén , y en conclusión, yo misma.
Belen. Estudiante.

0 comentarios: