NOS GUSTA LA SANGRE...

Posted: jueves, 16 de junio de 2011 by Vicente "BleyCi" in
2

¡Buenas! Se acerca el gran día –o por lo menos, para mi si– se aproxima el día donde termino los exámenes, y puedo disponer de internet en mi casa… ¿por qué antes no lo tenía? Casi todos los cursos me lo suelen apartar para no distraerme mucho con él –la verdad, y no la voy a negar nunca es que, soy dependiente de mis padres, quera o no, pero es así hasta que logré encontrar un empleo, que si hay suerte trabajare de lo que estudiare en la universidad, historia– Pero este año, ha habido otro motivo con más influencia que el otro, por el cual me apartaron de ese invento maravilloso, pero como he estado demostrando estos meses de atrás, innecesario. ¿El motivo? Una tía, y al final, me quede sin internet en mi casa y sin hablarme con la chica. Los cuentos de hadas, siempre tienen un final y es verdad…
Pero bueno, después de esta introducción a la entrada me gustaría hablar o escribir, sobre; ¡lo sádicos que somos! Si si, he dicho sádicos, ver el sufrimiento de cualquier persona anónima o no tan anónima, o de un animal, nos produce placer y eso nos pasa a todos –y eso, que no me gusta generalizar sobre ningún tema, pero sobre este lo hago, porque tengo el presentimiento de no fallar–
El ejemplo más conocido donde muchas personas demuestran su sadismo es en las corridas de toros –es verdad, no ven de sufrir una persona, ven de sufrir un toro, es otro ser vivo más al fin y al cabo–, yo no entiendo como ver a un toro muriendo, a un toro siendo humillado, ver la nobleza del torero impactando la espada en el lomo del toro… no entiendo como eso es denominado por algunos como arte, pero como bien he dicho, somos sádicos y nos gusta ver sufrimiento ajeno, en este caso, a muchas personas les gusta ver ese sufrimiento ajeno en los toros.



En nuestra naturaleza está el instinto de la caza, del acecho, la atracción por la violencia…, por eso nos gusta el boxeo, nos gustan las peleas de gladiadores y los nazis hacían experimentos atroces con los judíos… somos sádicos.
También ocurre que hay otra parte de nuestra naturaleza que nos dice: “Eso es una salvajada, al pobre animal lo están masacrando”. Creo que por este motivo la naturaleza nos trabajo las consolas y los juegos de guerra –o películas como 300 o Gladiator o Bravehear–, para que nos desahoguemos virtualmente y no tengamos que coger lanzas y matarnos unos a otros, o tirar cabras de los campanarios.
Haz un experimento; Cuelga en Youtube un video de alguien que sale cortando la cabeza a otro –vale, es un poco broto, tan solo era por poner un ejemplo que pudiera imaginar todo el mundo–, y veras que en pocas horas tendrá millones de visitas.
Yo, personalmente, también me considero sádico. Me gusta ver un buen combate de lucha libre o de boxeo, y sí me levanto del sofá cada vez que veo un buen golpe. Pero hay una diferencia entre yo, que me gusta la lucha libre o el boxeo o entre, una persona que le guste la “fiesta nacional”. El boxeo o la lucha libre es un deporte donde dos personas suben a un ring, profesionales entrenados, VOLUNTARIAMENTE –y esto es muy importe–, a darse unos puñetazos y ganarse el pan. Los toros es una “fiesta” donde un toro está OBLIGADO a enfrentarse a la muerte.
Una de las justificaciones que dan algunos defensores de las corridas de toros, para su celebración, es que; Un toro vive a cuerpo de rey durante toda su vida, que de sufrir, solamente lo hacía los pocos minutos de la corrida y que, a su juicio, una vida entera regalada bien valía un poco de sufrimiento a su término.
Según estas palabras, si tienes un perro al que sacas a pasear todos los días varias veces, le das la mejor comida y lo tratas con mucho cariño durante años, puedes justificar después que le tortures hasta la muerte durante veinte minutos… Vergonzoso y contradictorio a mi parecer.
Aquí la entrada de hoy, espero que pronto vuelva a tener nuevas ideas y las plasme en este blog.
¡Gracias!
¡Salud y amor!

2 comentarios:

  1. Anónimo says:

    Tienes un blog de los que hay muy pocos, por no decir ninguno.
    ¡Me ha encantado! En serio...
    Te sigo :)

  1. Gracias!, me gustaría saber quien eres, pero prefieres mantenerte en el anonimato jaja