EL ESPÍRITU DE HARLEM – 2ª PARTE

Posted: miércoles, 1 de junio de 2011 by Vicente "BleyCi" in
0

(Continuación)
(…)Cuando el equipo desapareció en 1949, habían recolectado un récord de 2.588 victorias por tan sólo 529 derrotas, un increíble 83% de triunfos en casi 25 años de existencia.
“Lo que hicieron aquellos chicos es realmente asombroso. Podemos agradecerles eternamente que asfaltaron el camino que ahora nosotros pisamos”, decía Jason Kidd. “Saber que un equipo de jugadores negros es conocido como uno de los que mejor ha jugado al baloncesto dice mucho sobre las diferentes formas con las que somos capaces de hacer que funcionen las cosas. Yo he forjado una gran carrera por mí mismo viendo y comprendiendo cómo se jugaba al baloncestos antes”
Pero Isaacs sabe que ellos también tenían que conocer a fondo el baloncesto para poder jugar de la forma que lo hacían. Por calidad y cantidad.



“Jugábamos cada noche y los domingos, dos veces”, recordaba Isaacs sobre el calendario de su equipo entre noviembre y abril por el que fácilmente llegaban a 100 partidos disputados. “Viajábamos a todos los sitios en autobús y había numerosas ocasiones en las que teníamos que recorrer 200 ó 250 kilómetros para encontrar un lugar donde dormir. En todo ese tiempo podría contar con los dedos de una mano los sitios en los que éramos bienvenidos. Siempre fue una especie de lucha por sobrevivir”.
Como la vez en las que los Rens estaban de viaje por Wisconsin y su autobús se averió. Con temperaturas bajo cero los jugadores tuvieron que empujar el vehículo unos 16 kilómetros hasta la estación más cercana. Allí cogieron un tren para Chicago donde tenían que jugar esa noche, al término les dijeron que los negros no tenían permitido salir por la puerta principal. Todo esto servía para que Isaacs y sus compañeros de equipo se mantuvieran en alerta en todo momento y para actuar, en muchas ocasiones, más como activistas sociales que como deportistas.
Isaacs suele contar la historia sobre un viaje por los años 40, tuvo que dejar a su equipo y marcha hacia Atlanta a tratarse por una dolencia estomacal. Cuando se dispuso a comprar el billete en la estación de tren, el base no sólo se encontró con la negativa del vendedor porque sólo despachaba “a los blancos” sino porque pensaba que era un menor. “Me llamaba niño. Yo le dije ¿Crees que parezco un niño?”, recordaba Isaacs. Horrorizado por el descaro del jugador, el bigotudo agente respondió a Isaacs con un insulto, diciéndole que no iba a tolerar ese comportamiento. “Por dios, hacemos las cosas diferentes aquí”, dijo el vendedor, según recuerda Isaacs. El jugador contestó con el mismo estilo que le ha hecho único: “Por Dios, debería usted cambiar”.
John Isaacs en estado puro, es decir, alguien tratando de hacer ver el camino correcto a otros. “Fuimos el puente para que el baloncesto pasara desde las ligas de iglesias y el YMCA a los pabellones en los que juega hoy en día”, decía Isaacs sobre sí mismo y sobre Williams “Pop” Gates y Charles “Tarzan” Cooper, ambos miembros del Hall of Fame. “Ayudamos de manera decisiva a promocionar este deporte desde su infancia hasta el negocio que es hoy”.
John Isaacs en su época de jugador de los Rens.

Pero ¿alguna vez han sido recompensados merecidamente por todo lo que hicieron? Incluso hoy, John Isaacs a pesar de todas las hazañas que protagonizó, no está incluido en el Hall of Fame ¿es suficiente para el jugador que perfeccionó el pick-and-roll?
Isaacs prefiere que sean otros los que contesten a esa pregunta, pero sea cual sea la respuesta es algo que a él ya no le quita el sueño. “Estar en el Hall of Fame se ha convertido ya casi en un concurso de popularidad y creo que ya no me va a preocupar más. A estas alturas de mi vida, tan solo me preocupan las cosas que están a mi alcance y en las que yo puedo influir”.
Información sacada de la Revista Oficial de la NBA. Glenn Minnis.

0 comentarios: